La AFES y las Ligas… Campos de Fuerzas.

Por
2018-04-03
baseball2

Analizar estos factores claves exige atención, gestoría y un plan de acción efectivo.

 

Por Alberto Arellano / Triunfo Deportivo

 

Hermosillo, Sonora, 3 de abril de 2018.- En el caso de la AFES o de cualquier Liga la pregunta sería: ¿Tiene sentido anticipar los factores que pueden descarrilar o bloquear el éxito de la implantación del proyecto de cambio?

 

Habría entonces que preguntarse:

 

¿Por qué es necesario el cambio?

 

¿Qué se espera lograr con el cambio?

 

¿Cuándo se supone que tendrá lugar el cambio?

 

¿Cómo concretamente, se conseguirá?

 

¿Quién está involucrado y a quien afectará?

 

¿En qué fecha tiene que estar terminado o implantado el cambio?

 

Lo que hasta el momento se ha visto, es que en esta organización deportiva (AFES) el conflicto ha llegado a un "impasse"  y los principales actores han dedicado sus esfuerzos en controlar o administrar las diferencias bilateralmente, es decir, cada quien por su lado, a eso es lo que le podemos llamar un "impasse".

 

Se trata pues, hablando en términos futbolísticos de "La Guerra por el Balón".

 

Y es que resulta importante dar validez a las percepciones que se tienen del asunto y desde luego observar las decisiones que asumen los líderes.

 

El silencio que se ha empoderado en las últimas semanas es altamente significativo, esto en ambas estructuras organizacionales y de esa manera nadie levanta la mano para pedir la palabra.

 

Da la impresión que se están cuidando las formas y por ende todo es fondo.

 

Cuando ambas partes asumen esa postura de silencio y piensan de ese modo, aunque sea inconscientemente, el conflicto se reduce a una situación de triunfo o derrota, o se transforma en un "impasse" que en realidad es derrota para las dos partes.

 

En el conflicto abierto, los verdaderos problemas quedan tapados por las emociones exacerbadas, tal y como ha sucedido en el pasado reciente.  

 

Lo anterior se debe a que, tradicionalmente, al conflicto se le considera sinónimo de lucha donde siempre tiene que haber un ganador y un perdedor.

 

Los involucrados en un conflicto organizacional tienen que determinar muy bien el porqué de la discrepancia y enseguida dar por descontado cuales son las soluciones nuevas que podrían crearse para salir del "impasse".

 

La actitud que asuma cada parte, puede derivar en acercamiento o alejamiento de la realidad del conflicto.


 

En el entorno del deporte, en este caso en el futbol amateur sonorense, con frecuencia los directivos niegan o prestan poca atención a los conflictos porque no son capaces de concebir motivo alguno por el que las personas NO pueden estar siempre de acuerdo.

 

Esa es una actitud ingenua. No se puede estar siempre pensando que "aquí todo marcha bien", cuando la ineficacia operacional brota a borbotones.

 

No va a faltar quien reitere aquello de que: "No hay peor ciego, que el que no quiere ver".

 

El conflicto es parte natural de nuestra vida personal y profesional, ya que los individuos y grupos que integran las organizaciones (Ligas-Asociación) no tienen los mismos valores, necesidades, sentimientos o recursos.

 

El conflicto en sí mismo no es problemático. Ahora bien, si NO se canaliza y soluciona eficazmente, puede ser destructivo.

 

Cuando se maneja adecuadamente, el conflicto puede resaltar problemas que es necesario rectificar, generar nuevas ideas y comportamientos, incrementar el nivel de comunicación y fomentar mejores relaciones a largo plazo entre individuos y grupos.

 

Un nivel sano de conflicto puede aportar nuevas soluciones a problemas antiguos.

 

Y en el caso del de la AFES o cualquier Liga que tenga autocritica, estamos por "el cómo sí" y no por "el cómo no", o en qué irá a parar todo si no se admite que el problema existe, esa es la cuestión.

 

No se trata más que de reconocer donde empieza y dónde terminan los ciclos, ahí está la clave.

 

NO se puede ser siempre "candil de la calle y oscuridad de tu casa".

 

No se trata de apertrecharse por antonomasia en posiciones que suelen causar "conflictos de intereses", precisamente porque el control interno es sobrepasado a diestra y siniestra.

 

Nadie puede ser "juez y parte" en una misma causa o responsabilidad delegada.

 

Y finalmente, tampoco se trata de no entender que para resolver un problema lo primero que hay que hacer es dar por visto que este existe.

 

Manos a la obra, todos a la acción.

 

A lo que sigue.

 

Fin del comunicado…   

Comentarios

  1. Se el primero en comentar esta nota



    Mis información en esta secci�n:

    ¡En pie de lucha…Cero y van dos!
    Soles de Sonora trasciende, recibe el Premio "Luchador Olmeca" por segundo año consecutivo.

    ¡No qué no tronabas pistolita!
    ¡Albricias!, ¿quién sabe?... pero Hermosillo será sede de la Copa Mundial de Futbol Rápido 2018 del 13 al 20 de Octubre, en el CUM.

    ¡El sueño comienza!
    Inicia mañana jueves el Torneo Estatal de Futbol Infantil 2018 Sub 8 (2010-2011) y la MPAL HMO se hará presente con tres representativos.

    ¡Listos para el Torneo!
    La gran extensión de la Presa del Novillo, será el marco precioso para una competencia deportiva que cada día gana más adeptos.

    ¡ENCESTAN… "Están grrriquísimas"!
    Surgen Campeones del Estatal de Copa Zucaritas de Basquetbol 3 x 3

    ¡Ser o No ser Campeón (a)!
    Se repite la misma película todos los años, pues siempre se batalla para ir a representar a Sonora.

    Sonora, debe haber levantado la mano en Acapulco
    Se llevo a cabo la Primera Sesión Ordinaria del Consejo Directivo del Sistema Nacional del Deporte, en el 2018. 

    ¿Utopía?.... La justicia y legalidad en el deporte
    Aunque la historia registra hasta el momento que a pesar de los intentos por poner orden en el deporte, a lo más que se ha llegado es que a las Federaciones y Asociaciones se les cierren las llaves de los recursos.

    ¡Una Gesta Deportiva…Heroica!
    Caborca, se corona dramáticamente Campeón Estatal de Futbol Libre Varonil 2018 al ganar en el último minuto de compensación a Navojoa al son de 2 – 1.

    ¡Holguín, se voló la barda!
    La justicia deportiva no puede ser sesgada, o se aplica al cien o no se aplica.