Servando Carbajal: "Le hemos metido un ´chingo´ de dinero a Cimarrones"

Por
2017-12-28
baseball2

A pesar de que ya va para dos temporadas que no se reúne el Consejo de Accionistas en su conjunto, al parecer la decisión ya ha sido consensuada.

 

Por Alberto Arellano / Triunfo Deportivo

 

HERMOSILLO, Sonora, 28 de diciembre de 2017 (ESPECIAL).- Cables provenientes del occidente del país consignan que la directiva de Cimarrones habría llegado a un acuerdo satisfactorio para vender el equipo de Liga de Ascenso MX al inversionista de origen inglés, Jimmy Goldsmith (Loros de Colima), pero con la única condicionante de que este siga en la capital sonorense por un periodo mínimo de cinco años.

 

A la vista salta que el conjunto sonorense atraviesa una grave crisis económica, por lo que sus dueños Servando Carbajal y Saúl Rojo, ya han exteriorizado con anterioridad y de manera abierta de que venderían al equipo en la mejor oportunidad, partiendo siempre de un común denominador que no es otra más que la repetición de la premisa de que "ya le hemos metido un chin… de dinero a Cimarrones".

 

Pese a que aún no se ha confirmado del todo la especie y de que no hay nada oficial, se esperan noticias de estas platicas de negociaciones en la próxima asamblea de dueños a celebrarse el entrante mes de enero, para de esa manera estar atendiendo en tiempo y forma lo que marca la normatividad que tiene establecida la Federación Mexicana de Futbol, en lo que corresponde a venta y cambio de sede de franquicias.

 

Se da por descontado que en caso de aprobarse la iniciativa de compra-venta, seria hasta el Apertura 2018 cuando Mr. Goldsmith empezaría a tomar cartas en la operación deportiva del conjunto que actualmente dirige Mario García Covalles.

 

Con apenas tres años de participación (2015-16, 2016-17 y 2017-18) en Liga de Ascenso MX, la escuadra sonorense ha venido de menos a más en cuanto a experiencia y en la temporada pasada logro colarse a la Liguilla en ambos torneos bajo el mando técnico de Juan Carlos Chávez, quedándose en la orilla de avanzar al caer precisamente en cuartos de final en las dos ocasiones ante Mineros de Zacatecas.

 

Cimarrones es un equipo modesto, con una de las nominas más bajas del circuito de plata, pero que por su situación geográfica el club siempre incurre en promedios presupuestales que en ocasiones se salen de control, pero hay que admitir que el futbol profesional poco a poco se ha ido metiendo en el ánimo de una afición que en el pasado ya se ha emocionado pero al tiempo se ha desilusionado cuando los equipos se van a otras plazas.

 

"Hemos hecho un gran esfuerzo desde que nos echamos a cuestas la aventura de mantener al equipo, somos serios y tenemos una planeación estratégica cada torneo para cumplir nuestros objetivos, pero consideramos que el futbol es de resultados y hay gente que le entiende mas al tema del futbol profesional", ha dicho en alguna ocasión Servando Carbajal.

 

Además de la incertidumbre de no poder cumplir con los requisitos de aforo que señala la rama para los estadios, el asunto del ascenso ha sido también parte de las variables a considerar para llegar a tomar la decisión, ya que difícilmente se puede hacer valido o lograr ese cometido.

 

Ha trascendido que actualmente una franquicia de Liga de Ascenso MX se cotiza en 15 millones de pesos –literal- y seguramente que ese monto es el máximo que se puede conseguir  para una transacción de este tipo.

 

El valor de las franquicias en el futbol mexicano se valoran generalmente por el precio de las cartas de sus jugadores –en el caso de Cimarrones la mayoría esta a préstamo-, costo de su estadio (en caso de que sea propio y por el Héroe de Nacozari ya se paga hasta la luz), instalaciones que pertenezcan al club (Cimarrones no tiene), valor de su marca y contratos comerciales y de televisión.

   

(Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe creer o prestar)